miércoles, junio 06, 2007

La Almohada


Primero sus golpes perdieron fuerza. Luego se espaciaron. Ya casi al final se agarró tímidamente al cubrecama.

Quise contar hasta veinte pero por precaución, pensé, mejor contar hasta cincuenta.

Aparté la almohada de su cara. Y pude ver su dulce expresión aterrada.





Joan Torres

4 comentarios:

Huelvabloglibre dijo...

Joan, sabes que la vida puede ser extraordinariamente bella. Utiliza tus pinceles para llenar de luz la estancia no de horror.

Escéptico dijo...

Te aseguro que sé lo bella que es la vida. Y disfruto de cuanto me da con pasión. Por eso puedo escribir lo que me place, con la única limitación del respeto debido. El publicar o no mis palabras no es mi decisión. Pero yo, erre que erre, escribo cada día.

Si esta estancia se ensombreció con mis palabras, lo lamento. Por la estancia, no por mí.

Joan.

maría magdalena gabetta dijo...

A mi me encantó, es sorpresivo y bueno este escrito. Felicitaciones. Magda

Karol Arcique dijo...

Joan

me gusta esa imagen que creaste, no siempre la almohada es soledad, ni sensualidad...a veces tambien habita el miedo ahi...

saludos

Búsqueda en ANTARIA

WWW http://antaria.blogspot.com

CAMINO PARALELO - VICENTE HUIDOBRO

CAMINO PARALELO - VICENTE HUIDOBRO
BACKGROUND BITACORA